No estoy viendo The Wire. Esto viviendo The Wire.

La serie es mi última educadora sentimental (y moral, que tanto monta).  Desde aquí, un saludo a todos los que me animaron a  no postergarla más tras haber visto (y sobre todo, escuchado) Tremé. Qué queréis, me daba miedo, mucho, ver la primera serie de un hombre, David Simon, periodista, que decía que sus referentes eran la tragedia y la mitología griegas, que amaba a Dickens y Tom Waits y que consideraba “mágica” a Muerte entre las flores. Vaya, era yo con polla. Y algo así da miedo. Doy miedo sin, ¡imagina con!

Freamon se despiporra con el último chiste de McNulty ¡! (mono-blog.com)

Leer el resto de esta entrada »