Archivos para la categoría: deontología

El telegrama musical de “El juego de la sospecha” antes de que le firmen el acuse de recibo (“Clue”, Jonathan Lynn, 1985)

Son las doce y media del mediodía de hoy sábado.Es la tercera vez en varios meses que un supuesto acreditado representante de Iberdrola viene a mi casa diciendo que la eléctrica está subcontratada por Gas Natural para promover descuentos en la tarifa del gas. ¿Puede que sea el comienzo de un bonito fraude? ¿Puede que haya material para un reportaje? Al loro a la dialéctica porque se las saben todas … aunque veréis que no saben rematar el guión:

-¿Por qué no está en la web de Gas Natural ni la gasística envía carta de aviso, cuando siempre lo hace?

Leer el resto de esta entrada »

Trabajé en Ràdio 9 de 2004 a 2006. Allí fue redactora, locutora, editora, productora y hasta traductora. La mayor parte del tiempo dormía, como mucho, cinco horas diarias por formar parte del equipo del magacín matinal.  Mi jornada era tan intensiva que volaba sobre las horas: no las sentía pasar. Sólo veinte minutos exactos de descanso, sacrosant entrepà de tonyina i olives [sacrosanto bocadillo de atún y aceitunas].

El nepotismo y el clientelismo en la elección de directivos; la incompetencia manifiesta de muchos compañeros; el despido de otros tantos, magníficos profesionales en ciernes de mi generación que vieron sesgada la vocación;  la nefasta y burda manipulación política; el sueño que arrastraba a diario… Todo ello lo compensaban mis ganas de aprender e integridad moral. Pero, por encima de todo, un puñado de periodistas, maestros agudos, lúcidos y honestos con los que compartía una mirada satírica a la realidad y risas. Muchas. Risas que eran purgas, y, a la vez lecciones, entre micro y aceituna.

Hoy esos maestros, gente como Albert Vicent, Jaume Muñoz o Vicent Mifsud, tienen que empuñar megáfonos porque no pueden hacer su trabajo.

Leer el resto de esta entrada »

En la consulta a los trabajadores de TVE sobre su nuevo director de informativos, sólo han votado 472 de 1607. Los trabajadores o pasan o no pasan pero tienen miedo. Esta conclusión, lo sé, está hecha a sabiendas para llamar la atención y parte de una premisa que puede ser equivocada. Ésta: la participación en el referéndum sobre un profesional de independencia cuestionada por los hechos – como una tesis de máster sobre la estrategia que debía seguir el PP para ganar las elecciones de 2008 – era una obligación moral de un periodista porque está en juego su independencia. Luego, aquel que no vota no valora su independencia. Luego, aquel que no vota, no es periodista.Imagen

La deducción de esta premisa (que, repito, es ideológica, sí, o, mejor dicho, normativa, axiológica, de filosofía de los valores: porque no es arbitraria, está basada en la deontología periodística) es sólo especulación si no profundizamos en el significado que esconden los porcentajes.

Leer el resto de esta entrada »